Es uno de los miradores más curiosos, de los cinco que hay bautizados con el nombre de “Miravinya”. Una silla gigante que se alza en una colina, para contemplar el paisaje del Penedès. Está próximo al pueblo de Torrelavit . Las vistas son de 360 grados, con la montaña de Montserrat y viñas alrededor. Se puede llegar también en coche.

 

Fotos

Como llegar